Netnografía

Una breve introducción a la netnografía

La Antropología es una Ciencia Social que tiene como objetivo el estudio del hombre en la sociedad. Se enmarca dentro de los estudios científicos porque su metodología de investigación siempre ha intentado producir resultados prácticos y cuantificables, al igual que los de otras disciplinas científicas como  la Biología o la Sociología. Sin embargo, este objetivo no se ha logrado cumplir a cabalidad, por lo cual ha surgido en el campo antropológico una herramienta de investigación alternativa que permite obtener una visión más amplia y profunda  de las interacciones humanas, al brindar resultados precisos y prácticos. Esta herramienta es la etnografía que, además de ser el principal método de estudio de  la Antropología, se caracteriza por la “observación participante”; el investigador es movilizado al campo de estudio para observar y registrar de “primera mano” los elementos relacionados con su investigación.

El objeto de estudio de la Antropología Clásica era los pueblos indígenas que habitaran lugares recónditos y desconocidos. Sin embargo, con el tiempo la disciplina concluyó que era indispensable volver la mirada a su propia sociedad y estudiar el espacio que habitaba. Fue así como surgieron la Antropología Urbana y los estudios basados en las interacciones que ocurrían en la ciudad, lo que hizo del campo y objeto de estudio, ya no sólo la selva, sino también las calles, plazas, parques y demás espacios de encuentros citadinos.

En esa misma línea de investigación, la Antropología ha visto la necesidad de seguir conociendo al hombre en toda su dimensión, para lo cual debe identificar y analizar todos los espacios por los que éste transita. Pero, actualmente podemos decir que los sujetos ya no sólo conviven en espacios físicos, pues gracias al Internet se ha creado un nuevo espacio virtual en el que el hombre interactúa y se comunica.

A medida que se desarrollan las tecnologías de la comunicación, son cada vez más las posibilidades de interacción entre los sujetos virtuales y menos el espacio de relación física. Es por esta razón que la Antropología debe volver su mirada al espacio digital para comprender lo que está sucediendo en este nuevo campo de investigación. Así, debe hacer de su “observación participante” una inmersión en los medios de comunicación online para comprender qué es lo que ocurre y cómo se desarrollan las relaciones sociales en éstos.

La netnografía es entonces una herramienta de investigación que se utiliza para identificar y comprender las vivencias en la red. Este procedimiento metodológico de las ciencias sociales pretende estudiar las características, prácticas y opiniones habituales de los grupos sociales en Internet. Para poder realizar una buena netnografía lo más importante es identificar el tema y el problema, de allí se desprende el objetivo general y aquellos específicos. En todo este proceso es fundamental hallar cuál va a ser la población que se va a analizar y en qué espacios se va a llevar a cabo la investigación. Es así como blogs, foros, páginas y las diferentes redes sociales podrían ser las mejores opciones para realizar el estudio.

Con esos primeros elementos resueltos, se puede continuar con la fase de recolección y análisis de datos. La primera etapa consiste en una observación del campo en la que se establecen ideas, hallazgos e hipótesis a validar. Esto permitirá la elaboración de un filtro de información más efectivo en la búsqueda y recolección de datos útiles y certeros para la resolución del problema de estudio. Ya sea que estemos buscando comentarios, videos, fotos, “twitts”, “likes”, “tags” o simplemente visitas y seguidores, lo importante es saber organizar esa información alrededor del objetivo de investigación para que, de esa manera, le demos un mejor uso y saquemos un mayor provecho de los resultados.

La segunda etapa se basa en la interpretación; consiste en organizar de forma más específica la información obtenida para poder analizar los resultados a la luz de la hipótesis que se haya planteado y del mismo problema de investigación.

De allí en adelante ya se debe tener clara la metodología de recolección de información. Bien sea que se estén buscando datos cualitativos o cuantitativos, los primeros dos pasos deben estar muy bien estructurados para poder poner a correr los motores de búsqueda o realizar los análisis de campo específicos, siempre bajo los mismos parámetros. Así, los resultados serán efectivos y estarán organizados.

Lo realmente importante en este tipo de metodologías es lograr hallar unos buenos motores de búsqueda. Esto sólo se logra estructurando muy bien los pasos a seguir antes de comenzar la investigación, por lo que la fase de recolección y análisis de información previa resulta tan importante. Si identificamos el quién, cómo, dónde y por qué, lograremos obtener la información que estamos buscando.

Esta nueva herramienta permite conocer el comportamiento social en red, ampliando  el campo de estudio de la antropología y las diferentes ciencias sociales. Permite entender a Internet no sólo como el medio sino  también como el espacio en el que ocurre la interacción social y se desarrollan las relaciones humanas.


Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s